7 consejos para usar tacones sin dolor

 

 

Ahhh… los tacones, no puedes vivir con ellos, y tampoco sin ellos. ¿Pero el dolor? ¡Eso es algo con lo que definitivamente no queremos vivir! No hay nada peor que combinar el outfit perfecto con un par de tacones, sólo para que una hora después tengas tus pies agonizando en dolor.

 

Es por lo anterior que muchas mujeres se preguntan si existe alguna manera en la que se pueda utilizar tacones sin el dolor, ¿es posible? ¡Parece que sí! El sitio web Style Caster platicó con la Dra.Catherine Moyer, experta en podología, quien comparte algunos consejos para poder sentir el poder de los tacones, pero sin tener que pagar el precio del dolor.

 

 

  • Asegúrate que estás utilizando la talla correcta de zapato.

 

El error #1 de toda mujer cuando compra zapatos es que podrían no estar eligiendo bien el tamaño adecuado para sus pies. El secreto para no sufrir dolor está en encontrar el zapato que tenga suficiente espacio para apoyar el arco del pie, así como los dedos. El tamaño de los pies cambia con el paso de los años, especialmente en mujeres que acaban de tener hijos. Por esto es importante medir tu talla de vez en cuando, tanto largo como ancho.

 

 

  • Entre mayor grosor tenga el tacón, mejor.

 

Aunque los stilettos puedan parecer bastante atractivos, si sufres mucho dolor al usarlos, mejor sácalos de la fórmula definitivamente. Este tipo de tacón sólo ocasiones que tu pie se desbalancee de lado a lado. Por ello, cada vez que te vayas a comprar tacones, mejor intenta que tu mirada sólo se dirija a los tacones más gruesos. Puede ser una tarea algo complicada, pero notarás la diferencia.

 

 

  • Evita el calzado con una suela muy delgada.

 

Con tacón o sin tacón, los zapatos con suelas muy delgadas siempre ocasionarán algo de dolor en la parte baja de tus pies. Lo que quieres buscar son zapatos que tengan una suela más gruesa, o con un poco de plataforma, esto absorberá mucha más presión, aliviando el dolor.

 

 

  • Tómate descansos para estirar tus pies.

 

Si ves una oportunidad para hacerlo, no tengas miedo a quitarte los zapatos y estirar moviendo los pies hacia abajo, y los dedos hacia arriba.

 

 

  • Utiliza zapatos que cubran algo de tus tobillos.

 

Entre más esté cubierta la parte superior de tus pies, como tus tobillos, mejor. En algunas ocasiones, las botas con tacón son algo que puedes utilizar todo el día sin sufrir mucho dolor. En tiempo de calor, los zapatos que tengan una correa en los tobillos y otra correa gruesa en la parte de los dedos, serán tus mejores aliados.

 

BONUS: Las plantillas para calzado en verdad ayudan.

No le saques la vuelta a las plantillas para los zapatos, especialmente las que son diseñadas para usarse con tacones. Las plantillas son bastante discretas y suelen estar fabricadas de un gel de silicón, estas ayudan a sostener tus pies de una manera más estable y absorber más presión.

 

¡Que tus pies no sufran más! Mejor vente a Esfera Fashion Hall a buscar tu perfecto par de zapatos.

 

¡Te esperamos!

 

Fuente: Style Caster